Evita la fatiga ocular durmiendo

Dormir bien para descansar la vistaEn el momento de dormir se produce una relajación de todo nuestro cuerpo, incluidos nuestros músculos oculares.  Si nuestras horas de sueño se ven modificadas, empezaremos a notar problemas físicos relacionados con la falta de sueño y problemas en la visión, como la fatiga ocular.

Esta fatiga visual, está relacionada con las horas de descanso y suele ir acompañada de síntomas como dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, sequedad, irritación ocular e incluso alteraciones en la visión. Para disminuir este estrés ocular, además de dormir las horas necesarias es importante que sigamos una serie de consejos que faciliten a nuestros ojos su labor diaria

4 consejos para descansar la vista

Vivimos en la era de la tecnología: el uso de ordenadores, tablets y móviles está dañando nuestra visión. Ajusta el brillo y el contraste de las pantallas de tus dispositivos electrónicos y míralos a una distancia “prudencial” para no forzar la vista.
Tanto en casa como en el trabajo, no debes fijar la vista durante mucho tiempo en el mismo objeto. Toma descansos mirando objetos más lejanos y asegúrate de tener una buena iluminación.
Si realizas grandes viajes en coche, asegúrate de llevar gafas de sol para proteger tus ojos y realiza paradas si el camino es largo. Además, debes saber que conducir de noche implica mayor esfuerzo para tu visión.
Acude a tu oftalmólogo periódicamente, pues una inadecuada graduación de tus lentes, favorecerá la fatiga ocular.

Además, para aliviar la tensión ocular podemos realizar masajes en la zona del contorno de los ojos para relajar los músculos y estimular el flujo sanguíneo. Hay una técnica, llamada técnica de Shiatsu, que consiste en presionar en cuatro puntos clave para aliviar tensiones: en el borde interno al lado de la nariz, en el borde externo del ojo, debajo del centro del ojo y en la parte alta de la ceja.

También debemos mantener nuestros ojos hidratados, ya que mantenerlos húmedos retarda la fatiga por sequedad.

Por otra parte, podemos recurrir a la alimentación para mejorar la calidad de nuestra visón.  Las verduras de hoja verde como el brócoli, coliflor y espinacas tienen un gran poder protector frente al envejecimiento, la radiación solar y el humo del tabaco. La zanahoria, el aguacate y el pimiento te ayudarán a proteger la retina. El huevo, las acelgas y el maíz contienen luteína y zeaxantina que protegen la retina frente a las cataratas.

Así pues, recuerda que necesitamos dormir bien para disminuir la fatiga visual y relajar los músculos que intervienen en la visión. Los ojos son uno de los órganos más sensibles, cuídalos.

¡No descuides tus ojos!