Gimnasia ocular

Practicar diariamente 30 minutos de ejercicio físico no sólo beneficia al sistema cardiovascular y a nuestra salud en general, también la salud de los ojos saldrá ganando. El ejercicio físico diario y moderado mejora el glaucoma, la degeneración macular y la retinopatía diabética.

Aunque también podemos ejercitar nuestros ojos de manera específica con la gimnasia ocular. El principal beneficio de este ejercicio es lograr el descanso y la relajación de los ojos y de los músculos situados a su alrededor. Esto es especialmente importante desde que nuestro día a día está invadido por las nuevas tecnologías –con sus pantallas electrónicas– como forma habitual de trabajar, comunicarnos y disfrutar del ocio.

Gimnasia ocular

Los ejercicios visuales, son recomendables para relajar nuestros ojos y aliviar la tensión, y el esfuerzo al que los sometemos diariamente; son demasiadas las horas de trabajo y de estudio frente al ordenador además del uso continuado de pantallas electrónicas en nuestras actividades de comunicación y ocio (smartphones, tablets, consolas, televisor….).

Prácticamente todo el día nuestros ojos están expuestos a los efectos de las pantallas, lo que supone: enfocar distancias cortas y reducir el parpadeo. Además de ser agotador, provoca molestias considerables: ojos rojos, lagrimeo, dolor en los músculos oculares y fatiga visual.

Estos ejercicios visuales activos, practicados diariamente, son muy efectivos para relajarnos visualmente y mentalmente -haciendo pausas en el trabajo, por ejemplo- fortalecen los músculos oculares y mejoran la movilidad ocular.

Ejercicios para la musculatura ocular

Ejercicios que mejoran la musculatura que se encarga de los movimientos oculares que intervienen en la lectura, la escritura, la conducción. La práctica de estos ejercicios reduce el cansancio y mejora la precisión y la velocidad cuando se realizan estas tareas:

  • Gira los ojos en el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario. Repite este ejercicio cinco veces, parpadeando entre cada una de ellas. Este ejercicio puede hacerse con los ojos cerrados o abiertos.
  • Movimientos oculares: lleva la mirada hacia el lado derecho lo máximo que te sea posible, después haz lo mismo hacia el lado izquierdo, hacia arriba y hacia abajo, y hacia las cuatro esquinas de tu campo de visión. Este ejercicio puede molestar al principio e incluso marear, hazlo muy tranquilamente.
  • Imagina la hora: imagina que estás de pie frente a un reloj gigante. Mira el centro del reloj y después mira hacia cualquier hora sin mover la cabeza. Vuelve a mirar al centro y luego a otra hora. Puedes repetir este movimiento 12 veces, incluso con los ojos cerrados.

Ejercicios de acomodación y convergencia

Para realizar todas las actividades que implican el enfoque muy cercano de la visión, es necesario tener una buena acomodación y convergencia. La acomodación es la propiedad que permite al ojo funcionar como un zoom, cambiando la curvatura del cristalino para poder enfocar de lejos a cerca y al contrario. La convergencia es el movimiento coordinado de los ojos en el que sus ejes se desvían simultáneamente hacia el punto de visión. La convergencia ocular se produce para observar los objetos cercanos.

  • La marca en el cristal: siéntate a cincuenta centímetros de una ventana. Haz una marca en el cristal a la altura de los ojos. Mira la marca y luego concéntrate en algún punto lejano durante 10-15 segundos, después vuelve a fijar la vista en la marca. Se puede repetir diez veces.
  • Sigue el lápiz: sujeta un lápiz en la mano frente a tu cara con el brazo extendido. Mueve el brazo lentamente hacia la nariz, hasta el límite en que aún puedas mantener el lápiz enfocado con los ojos.

La gimnasia ocular es beneficiosa para la relajación, para mejorar el cansancio, para ayudar en la concentración de tareas y para mejorar la convergencia ocular, no está demostrado que estos ejercicios oculares prevengan o mejoren los defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia). Para estos problemas las únicas soluciones efectivas son las gafas o lentillas, o la cirugía.