Ilumina tu rostro con el iluminador Belcils

¿Quieres darle un toque de luz a tu cara?¿Sientes el rostro muy apagado?

Te propongo solucionarlo y en muy pocos minutos. El truco está en utilizar un buen iluminador. Descubre cómo usarlo a continuación, será cómo hacer magia.

-Lo primero de todo no olvides que los iluminadores no son correctores, es decir que no tapan las imperfecciones, al contrario consigues resaltarlas. Un iluminador siempre realza. Así que nada de usarlo para corregir ojeras manchas o granitos.

Muchas veces tenemos miedo de cómo aplicar un iluminador, pero verás como no es tan difícil. Se va a convertir en tu cosmético favorito, como lo es de muchos maquilladores profesionales.

-El iluminador contiene partículas reflectantes, se llaman pigmentos shoft-focus los cuales reflejan la luz como si fuera un espejo, dejando la piel radiante e iluminada.

Os explico para qué podemos utilizar un iluminador:

-Si tienes un rostro apagado y sin vida.

-Para dar luz al rostro cuando has pasado una mala noche o no has dormido lo suficiente.

-Para disimular signos de fatiga o cansancio.

Comentaros que antes de aplicaros un iluminador o cualquier producto de maquillaje siempre debemos tener la piel hidratada y sobre todo el contorno de los ojos muy hidratado para que no se cuartee este iluminador.

Y ahora si una de las preguntas más habituales es cuándo utilizar el iluminador, es decir antes o después de una base. Bajo mi punto de vista si quieres realzar mucho la zona debes aplicártelo por encima de tu base habitual, para que así des un toque más luminoso

Y lo que me gusta mucho es utilizar unos polvos compactos o translúcidos encima de éste para que así permanezca el iluminador más tiempo fijando el maquillaje.

Y recuerda: menos es más, no por aplicarse más iluminador tendremos mejor aspecto.

Y lo más importante resaltaremos nuestros puntos estratégicos es decir los puntos que sabemos que nos dan más luminosidad a la cara:

  • Si tienes los ojos pequeñitos, debes aplicártelo justo en el punto más alto de tu ceja. Así haremos que los ojos parezcan más grandes.
  • Conseguiremos una mirada mucho más penetrante si nos aplicamos en el lagrimal a toquecitos un poquito de iluminador, en el extremo interno del ojo incluso en parte del tabique nasal.
  • Por el contrario si aplicamos iluminador en los pómulos justo en el hueso que nos aparece cuando reímos, daremos mucho más jugosidad a la piel.

Y ahora si ¿te atreves con el iluminador? No le tengas miedo.

Por último, comentaros que siempre uséis productos adecuados para vuestro ojo, hipoalergénicos y dermatológicamente testados, os invito a que echéis un ojo, y nunca mejor dicho, a los productos de Belcils.