Mantén sanos tus ojos en otoño

Durante los meses de verano se habla de la importancia de proteger nuestra vista de la radiación solar, y de utilizar de manera adecuada las gafas de buceo cuando acudimos a playas o piscinas. Durante los meses de otoño sin embargo, tenemos que seguir otro tipo de precauciones para mantener nuestros ojos “a punto”.

En otoño comienzan los días de frío y es habitual la aparición de los primeros catarros, que harán que aumente el lagrimeo ocular y el enrojecimiento de los ojos.

Además, con el incipiente uso de las calefacciones, disminuye por lo general la ventilación en las estancias, y sumado al aumento de la humedad del ambiente, propiciarán la aparición de alergias causadas por ácaros.

La vuelta al trabajo también propicia que estemos de nuevo expuestos a la luz azul procedente de los ordenadores y los dispositivos electrónicos, que se ha demostrado que interviene en la aparición precoz de degeneración macular asociada a la edad, además de causar estrés y fatiga visual.

Por todos estos factores mencionados, es aconsejable que sigamos una serie de recomendaciones para mantener nuestros ojos correctamente durante los meses de otoño.

¿Cómo podemos cuidar nuestros ojos en Otoño?

  1. Hidrata tus ojos con productos adecuados. Utiliza colirios con activos humectantes que disminuyan la sequedad ocular.
  2. Descansa la vista unos minutos mientras trabajas. Basta con mirar hacia un punto alejado y parpadear unos instantes. Presta atención también a la iluminación.
  3. Utiliza gafas con filtros anti luz azul, que eviten que llegue esta radiación directamente al globo ocular, para evitar los posibles efectos adversos que provoca.
  4. No olvides las gafas de sol en cada salida a pasear. Con la bajada de temperaturas tendemos a “buscar el calor del Sol” y como en cualquier época del año,  necesitamos proteger nuestra vista de la radiación solar.
  5. Si tus ojos se ven alterados por cualquiera de las situaciones mencionadas anteriormente, debes cuidarlos con productos aptos para ojos sensibles, con el fin de minimizar las reacciones de hipersensibilidad.

Recuerda: debes cuidar tus ojos durante todo el año para mantener una correcta salud ocular. Acude a un profesional de la salud si notas cualquier alteración en tu visión.