Descubre los síntomas y tratamientos para la queratitis

La queratitis es una inflamación de la córnea, que dificulta la visión y provoca irritación ocular y sensibilidad a la luz visible. 

Existen diversas causas de este problema, tales como un traumatismo, infecciones ya sea por virus, bacterias,….o un simple rasguño.

¿Cuál es el tratamiento para la inflamación de la córnea?

Ante cualquier síntoma de queratitis (inflamación, lagrimeo, ojo rojo, sensibilidad, dolor) hay que acudir al oftalmólogo para que haga un diagnóstico diferencial e identifique la causa que la provoca, sobre todo ver si es de carácter infeccioso o no.

Si no es por origen infeccioso, hay veces que remite sólo y otras veces el especialista nos recomendará antiinflamatorios y una correcta higiene ocular, a base de toallitas calmantes con activos tales como la camomila,…dependiendo de la gravedad de la lesión.

Si es una queratitis infecciosa, tendrá que determinar el especialista cuál es el agente que la causa, para instaurar un tratamiento normalmente a base de antibióticos y antiinflamatorios, pero que en el caso, por ejemplo de infección viral no es efectivo. De ahí la importancia de siempre acudir a consulta ante el más mínimo signo.

La inflamación de la córnea de carácter infeccioso tiene, a su vez, distintas causas y, por eso mismo, obliga a aplicar tratamientos distintos en cada caso. Veamos algunos:

Es una queratitis que pone en riesgo la visión si no se trata a tiempo, a base de medicamentos antivirales, ya que los antibióticos no tienen efecto sobre los virus. No sólo se pauta tratamiento de carácter tópico, a veces es necesario complementarlo por vía oral o incluso inyectables de vitamina B, para combatir el dolor.

  • Queratitis por bacterias:

La queratitis bacteriana es muy grave e incluso puede complicarse y afectar a otras partes del ojo, tales como la retina provocando una uveítis, lo que conlleva poner en riesgo la visión. Normalmente remite con antibiótico y antiinflamatorio, pero a veces es incluso necesario recurrir a la cirugía.

¿Qué podemos hacer para que la queratitis remita lo antes posible?

  • Cumplir el tratamiento con las pautas indicadas por el especialista.
  • Realizar una correcta higiene ocular.
  • Evitar el uso de dispositivos electrónicos tales como móviles, tablets, televisores ya que empeoran la inflamación.
  • Usar gafas de sol, para evitar la irritación provocada por la luz solar, ya que la queratitis hace que el ojo esté más sensible.
  • Evitar el esfuerzo físico durante un par de semanas, por riesgo de recaída.

Siguiendo estos consejos puedes conseguir que remita la queratitis, si no mejora te recomendamos que visites al oftalmólogo para un mejor diagnóstico.