Miodesopsias

¿Te ha pasado alguna vez, que mirando a una superficie lisa, o incluso al horizonte, has visto unas pequeñas manchas que entorpecen tu visión? Hoy os hablamos sobre las miodesopsias.

¿Qué son?

Comúnmente se conocen como “moscas volantes”. Se denominan miodesopsias a los cuerpos flotantes que aparecen, sin forma determinada, en nuestro campo visual, sobre todo cuando ponemos la mirada en un fondo liso y/o bien iluminado.  La percepción de este fenómeno es muy frecuente en la población, viéndose potenciado en personas con miopía.

Estas manchas borrosas que se perciben, en realidad son porciones de sustancia gelatinosa que se forman en el humor vítreo, el líquido transparente que se encuentra en el interior del globo ocular, y que proyectan su sombra sobre la retina. Aunque estas “manchas o serpentillas” parecen estar frente al ojo, lo cierto es que se encuentran en el interior de este y lo que observamos es su sombra.

Por lo general, no suele presentar ninguna patología asociada, siendo mayormente producidos por el proceso de envejecimiento, aunque parece que la diabetes también está implicada en su aparición.  Las personas operadas de cataratas también pueden presentar este fenómeno. La causa principal de la aparición de esta anomalía en la visión es la pérdida de agua asociada a la disminución del volumen del humor vítreo.

Si estas manchas aparecen de forma repentina o asociadas a destellos de luz o disminución en la visión, es importante acudir al oftalmólogo, ya que pueden ser indicadores de otras complicaciones.  Un fondo de ojo podrá determinar el estado de la retina y descartar si existe una lesión grave en el globo ocular.

¿Existe  un tratamiento específico para tratar esta alteración?

Actualmente no existe ninguna solución para acabar con estos cuerpos flotantes que entorpecen la visión, ya que se consideran como un proceso inocuo que no compromete la visión de quien lo padece.  Aun así, no existe evidencia de que los complementos vitamínicos a base de Vitamina A, luteína u otros componentes mejoren la sintomatología de este proceso.

Cuando las opacidades producidas por estos agregados son pocas, los pacientes que las sufren acaban adaptándose a ellas. Es importante no perseguir las manchas con la mirada ni tratar de enfocarlas, pues acabaremos obsesionándonos. También se recomienda evitar fijar la visión durante mucho tiempo en superficies lisas u homogéneas, e intentar alternarlo puntualmente con lugares con diferentes tonalidades y matices.

Para casos en los que las miodesopsias son acusadas, existe la posibilidad de realizar intervenciones como la vitrolisis o la vitreotomía para conseguir una mejora funcional.

Recuerda: ante cualquier alteración en la calidad de tu visión,  no dudes consultar con un profesional de confianza.