Antioxidante para tus ojos

Vitamina E para tus ojos

Existe una relación estrecha entre una adecuada y variada alimentación y la salud ocular. En concreto, el aporte de vitaminas por vía oral o tras aplicación tópica puede resultar muy beneficioso por el efecto antioxidante que producen.

Una de las vitaminas que fomenta la salud de tus ojos es la vitamina E que puede ayudar a prevenir y retrasar la aparición de problemas de visión. Su acción es beneficiosa sobre el cristalino, favorece la conjuntiva y por tanto, disminuye el riesgo de sufrir cataratas.

¿Qué es la vitamina E?

La vitamina E tiene una función antioxidante, protegiendo a las células contra los efectos nocivos de la oxidación que producen los radicales libres, que son uno de los responsables del envejecimiento celular.

En el caso del ojo, la vitamina E, o tocoferol, ayuda a las células a protegerse de lo que se conoce como  estrés oxidativo. Su carencia puede originar o contribuir a que se produzcan enfermedades que tienen que ver con el envejecimiento celular del ojo cómo las enfermedades oculares degenerativas cómo  por ejemplo las cataratas (protegiendo al cristalino) y la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Otro de los efectos beneficiosos de la vitamina E, o tocoferol, que ayuda a prevenir la visión borrosa y puede ayudar a los músculos oculares.

¿Dónde puedo encontrar la vitamina E?

A pesar de que existen  suplementos orales que contienen esta vitamina, es preferible que añadamos alimentos a nuestra dieta habitual. Existen alimentos como las almendras, el azafrán, las nueces, la soja, las aceitunas y el aceite de oliva que tienen una concentración alta de esta vitamina.

En su forma como carotenos, los encontraremos en vegetales como las zanahorias y en cítricos como el kiwi, el mango o el melón. También el aguacate es muy rico en grasas monosaturadas y vitamina E. Las espinacas y acelgas, así como los cacahuetes también destacan por su alto contenido en este poderoso antioxidante natural que es la vitamina E.

Sin embargo, cabe reseñar que los suplementos de vitamina E también se aceptan como una terapia efectiva en la carencia de vitamina E para detener la evolución de la DMAE.

¿Para qué sirve?

Además de intervenir en el retraso y prevención de la evolución de una enfermedad grave como es la DMAE que puede acabar con la ceguera del individuo que la padece, puede favorecer también en otras patologías mejorando la salud ocular, como la uveítis.

Como veis la vitamina E es muy beneficiosa para nuestros ojos, además es  fácil de incorporarla en nuestra rutina diaria.