¿Es buena  la manzanilla para curar cualquier infección o problema ocular?

La manzanilla es un remedio casero, que durante años se ha utilizado para tratar las afecciones oculares.

Cierto es que la manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes, y de hecho encontramos en el mercado productos oculares que la llevan en su composición.

¿Pero es seguro el uso de manzanilla casera? ¿Nos sirve una infusión de manzanilla para tratar una infección ocular?

No, no es seguro ya que los productos de uso oftálmico que encontramos en el mercado han pasado unos tests de seguridad y calidad y están testados tanto dermatológicamente, como oftalmológicamente.

Lo que hace que sean estériles y no estén contaminados, ya  que su proceso de elaboración se ha hecho en condiciones de asepsia y está libre de contaminación microbiana.

Otro factor a tener en cuenta, es que cuando usamos una tisana de manzanilla para tratar un problema ocular, ¿sabemos lo que realmente lleva?

Muchas veces un sobre de infusión puede contener distintas partes de la planta, tales como tallo, flores, hojas,… Y hay que tener en cuenta que los principios activos que son eficaces de la manzanilla, no se encuentran en cualquiera de sus componentes. Y además tampoco conocemos la concentración de dichos activos.

Por lo que siempre debemos evitar el uso de manzanilla y usar productos indicados para uso oftálmico, donde se cumplen los requisitos de calidad para su elaboración y uso humano. Y ante un problema ocular acudir a un profesional de la salud, bien sea un óptico u oftalmólogo o un farmacéutico.

En el mercado encontramos múltiples productos oftálmicos que llevan manzanilla, no sólo como tratante sino como cosmética. Belcils cuenta con productos como el Reductor de Bolsas y Ojeras, este contiene manzanilla por su poder descongestionante. O  la Espuma limpiadora que contiene bisabolol  y extracto de Bardana con efecto calmante que previene la irritación y picor de la zona periocular y previene problemas en los párpados.

De ahí la importancia de usar productos específicos de uso oftálmico tanto para cosmética como para tratamiento.